icono excelentemente mail

Envíanos un e-mail

contacto@excelentemente.org

icono excelentemente ubicacion

Visítanos

Jr. Rebagliati #166

icono excelentemente telefono

Contáctanos

996 644 350

tienda excelentemente

Nuestra tienda

Store Excelentemente

4 REGLAS DE VIDA QUE NOS DEJAN LAS PERSONAS QUE VIVEN EN LAS CALLES

Durante estos tiempos de pandemia COVID-19, a nuestros amigos de BADABUN una plataforma de Red social, se les ocurrió hacer una nota respecto a la situación por la que vienen atravesando las personas que viven en las calles que no tienen un cuarto donde vivir, no tienen que comer, no conocen o conocen muy poco de la actual situación por la que venimos atravesando; en ese reportaje se hace mención que en México existe una suma aproximada de 7000 personas que viven en situación paupérrima de vida, lo más sorprendente de la nota es que casi esa cantidad de personas que hay siguen vivas y no ha cambiado mucho su situación, tienen casi las mismas condiciones que tenían antes de la pandemia, si bien hubo la iniciativa de brindarles comida, pero con lo demás están viviendo a su suerte, no tienen donde dormir, lo siguen haciendo en las calles, no tienen dinero para realizarse alguna prueba de descarte, si tienen mascarillas las siguen reutilizando y si les dio Covid muchos ni enterados. En nuestro País la situación es similar o peor aún.

De ahí surge la gran pregunta en el reportaje: ¿Por qué creen que siguen vivas estas personas, si tienen malas condiciones de vida, no tienen agua para lavarse las manos, conviven con la basura, no guardan el distanciamiento social y usan mascarillas recicladas?     

Dentro de las respuestas brindadas por los internautas, hubo muchas respuestas lógicas y otras no tanto; como por ejemplo el pensar “que dichas personas al estar tanto tiempo conviviendo con las bacterias, virus y demás microorganismos que hay en la calle han desarrollado muchos anticuerpos contra muchas enfermedades”, y el Covid-19 no sería la excepción, otras personas afirmaban que “no se enferman porque nadie se les acerca” dando a entender que la indiferencia hacia las personas indigentes, podría ser un factor de protección. Este último comentario llamó mi atención, al inicio me causó una sonrisa el pensar que debido a que las personas no se les acercan  los indigentes tendrían protección; pero luego reflexioné al respecto y me di cuenta de que hasta la indiferencia NO MATA, si discrimina, pero si la persona supuestamente afectada no se siente discriminada, al contrario sigue con su vida, aceptando su realidad y vive agradecida por lo que tiene; puede seguir su vida sin complicaciones, esto me hace recordar a como sería vivir en un mundo sin apegos, donde no tengas que preocuparte por bienes o materiales, eres más feliz. Muchas veces es el miedo y el temor a perder algo lo que te hace padecer de ansiedad en estos tiempos de tanta incertidumbre.

Entre otros comentarios y explicaciones que daban otras personas era que “estas personas eran cuidados por Dios, porque él es misericordioso con los más necesitados” “porque un indigente ora y ayuna para Dios”, de eso tenemos muchas muestras en la Biblia donde Jesús nos enseñó la misericordia con el ejemplo y de diversas maneras; como la historia del buen Samaritano, cuando defendía a María Magdalena y otras historias más; donde ya se veía en ese tiempo que el grupo social discriminaba a las personas que no eran parte del grupo, ahí los tenían a los enfermos mentales, prostitutas, delincuentes, drogadictos a todos ellos excluidos de la sociedad. Recuerdo una película que vi en NEFLIX este año, que trataba de la vida de un millonario que perdió en un accidente a su esposa y su única hija; lo que le hizo sumergir en una depresión profunda con intento suicida, cuando estuvo a punto de tirarse de la ventana de un edificio alto, es rescatado por un indigente; quien le llevó e hizo conocer su mundo, se quedó mucho tiempo viviendo así; hasta que en una oportunidad vio a otra persona que se intentaba tirar del mismo edificio donde años antes él lo había intentado; subió y lo rescato, esta persona que se quería suicidar era un psicólogo que atravesaba por momentos difíciles, así que se volvió a repetir dicho ciclo donde una persona salva a otra, lo más curioso de la película es que en ambos intentos de suicidio es un indigente misericordioso que salva a otra persona que aparentemente tenía todo ¿Será que las personas que viven en las calles, ahora mismo nos vienen salvando de alguna manera? o ¿por lo menos nos dejan algunas enseñanzas?                      

También existió otros comentarios como que “estas personas no estaban expuestos a la televisión basura, ni redes sociales, ya que nadie les lava el cerebro” que ciertamente no les falta razón; ya que depende del tipo de información que le ponemos a nuestro cerebro va a depender nuestro estado de ánimo y nuestros pensamientos irán por el mismo sentido; por ejemplo si vemos muchos noticieros en el día, donde mayormente hay accidentes, agresiones y contagios, lo más probable es que en el tiempo terminemos pensando que vamos a pasar por lo mismo, pero si dedicamos nuestro tiempo a diferentes actividades como hobbies o a aprender algo nuevo; tendremos pensamientos más optimistas.

Por último también había comentarios como “porque ellos no van a fiestas, reuniones, a comprar en mercados o supermercados”; lugares donde se promueve las aglomeraciones sin el respeto de algunas normas de seguridad brindadas para disminuir la probabilidad de contagio; de esta afirmación puedo darme cuenta que la superficialidad en la que vivimos muchas veces puede ser la forma de cómo cada vez nosotros mismos causamos nuestro fin, con nuestros comportamientos y malos hábitos.

Por ello el día de hoy te recuerdo estas 4 reglas de vida que nos dejan estas personas:

¡Vive una vida sencilla! sin muchos apegos como los que tienen estas personas que viven en las calles, puede ser un camino para vivir bien; probablemente si practican algunos cuidados ellos mismos para cuidarse; por otro lado, ¡Acércate a Dios, ora y agradece cada día! vivir agradecido ayuda a desarrollar la humildad, un arma potente contra el ego. ¡Deja de ser indiferente! el dar muestras de misericordia hacía otras personas pueden darte una sensación de satisfacción para contigo mismo/a, desarrollas la empatía, ten en cuenta que tus acciones de dar estarán muy de la mano con lo que recibes a cambio una profunda tranquilidad, ten en cuenta que ellos no te piden que les tengas lástima y tampoco te piden algo, muchos viven desconectados con nuestra realidad. Por último, ¡Ten buenos hábitos de vida! ya que te ayudará a conseguir tus metas y objetivos además te ayudará a mantener un cuerpo y mente más saludable.        


Por: Wilbert Tomás Barzola Huamán

Fundador Excelentemente
Decano del Colegio Médico del Perú Consejo Regional IV – Huancayo
Docente de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional del Centro del Perú
Docente de la Facultad de Medicina de la Universidad Continental
Psiquiatra Clínica Ortega – Huancayo
Psiquiatra del Hospital Nacional Ramiro Priale Priale Essalud – Junín

¿Te gustó este artículo?
¡COMPÁRTELO!

Wilbert Barzola Huaman
Wilbert Barzola Huaman
Por: Wilbert Tomás Barzola Huamán Fundador Excelentemente Decano del Colegio Médico del Perú Consejo Regional IV – Huancayo Docente de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional del Centro del Perú Docente de la Facultad de Medicina de la Universidad Continental Psiquiatra Clínica Ortega – Huancayo Psiquiatra del Hospital Nacional Ramiro Priale Priale Essalud – Junín

Publicaciones recientes

DÉJANOS UN COMENTARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?