icono excelentemente mail

Envíanos un e-mail

contacto@excelentemente.org

icono excelentemente ubicacion

Visítanos

Jr. Rebagliati #166

icono excelentemente telefono

Contáctanos

996 644 350

tienda excelentemente

Nuestra tienda

Store Excelentemente

¿CÓMO APRENDER A DECIR NO?

¿Por qué nos cuesta decir que no? Habiendo escuchado a lo largo de nuestra vida muchas veces el no hagas esto, no te subas, no agarres, no es tuyo; sin embargo, parece que el cerebro no puede procesar este término de una manera funcional, generalmente entramos en un círculo vicioso del que resulta difícil escapar.

¿Alguna vez has realizado alguna actividad que preferirías no haberlo hecho?   En realidad, hay muchas razones por las cuales a una persona le cuesta decir que NO; puede ser por las situaciones o por las personas que se lo piden. Algunos de los motivos más comunes que te pueden dificultar para decir que NO son los siguientes:
Toma tu tiempo antes de responder; No dar una respuesta en ese momento, puedes decir algo como “déjame pensarlo” “tengo que verificar que, si no tengo otros compromisos, pero te confirmo mañana”. Esto te ayudará a reflexionar con un poco más de tiempo si realmente es algo que quieres hacer o no.
  • Por evitar un conflicto: Si sabes que negándote se va a generar un conflicto en tu entorno, tenderás a ceder sobre todo si esa problemática no es significativa
  • Por no hacer sentir mal al otro, lo que se conoce como evitar la culpa, muchas veces te imaginas que el otro va a sentir si te niegas, por supuesto tu solo lo imaginas, pero no sabes cómo en realidad lo tomará la otra persona
  • Por miedo a no ser aceptado; contrario a imaginarte lo que va a sentir la otra persona si te niegas, más bien te imaginas lo que va a pensar de ti, es un miedo a ser rechazado.
  • Por sentir que no tienes derecho a negarte, Esto generalmente es un problema de autoestima, en donde dan por hecho que las necesidades del otro son mas importantes que las tuyas, y cuando te piden algo, inmediatamente dejas de lado lo tuyo para atenderle.
Por ello es importante aprender a decir que NO, de forma asertiva, respetando los sentimientos y las opiniones de los demás; eso hará que te acerques más al logro de tus metas y objetivos que tienes.

Para aprender a decir que NO, lo más importante es saber reconocer ¿cuál es tu necesidad, deseo o interés?

Una vez que lo identifiques, solamente tú podrás decidir si en ese momento tu necesidad es una prioridad para ti o no y nadie puede definir esto por ti.

Aquí te presento algunas ideas que te ayudarán en este proceso de ser más asertivo.

  1. Pregúntate que si lo que te están pidiendo es algo que tu realmente quieres hacer, piénsalo detenidamente, no te dejes llevar por el impulso de decir SI. Observa si realmente tú decides hacerlo o no, independientemente de los deseos y expectativas del otro.
  2. Toma tu tiempo antes de responder; No dar una respuesta en ese momento, puedes decir algo como “déjame pensarlo” “tengo que verificar que, si no tengo otros compromisos, pero te confirmo mañana”. Esto te ayudará a reflexionar con un poco más de tiempo si realmente es algo que quieres hacer o no.
  3. Pregúntate su tienes el tiempo para hacerlo; Muchas veces no es que no queramos complacer al otro, simplemente no tenemos el tiempo. Evalúa tus prioridades y si decides que puedes dedicar algo de tu tiempo al otro sin afectar tus proyectos, ADELANTE. De lo contrario, es mejor decir que NO.
  4. Puedes buscar un punto medio; tal vez no quieras hacer exactamente lo que te piden, pero si estás dispuesto a buscar un acuerdo en el que ambas partes ceden un poco, puedes decir que NO, pero puedes proponer una alternativa, puedes decir algo como “mira, hoy no puedo ayudarte con eso, pero si no te es muy urgente, mañana si tendría una hora para ayudarte”
  5. Si vas a decir que NO, sé honesto y amable; lo mejor es decirle al otro que no podemos porque tenemos otros pendientes, sin tener que entrar en detalles y decírselo de la manera más amable y con seguridad, que al decir que no; NO te sientas mal por decirlo.
  6. Sopesa los PRO y CONTRAS; Hay situaciones en las que una respuesta negativa es, evidentemente, mal recibida. Antes de responder analiza el tema: la experiencia tiene que guiarte en tu decisión
  7. Libérate del sentimiento de culpabilidad; Si merece la pena hacerse esta pregunta es porque su respuesta no es evidente. Estas en tu derecho de declinar lo que te piden.
  8. Propón una solución, Si te cuesta verdaderamente decir que no y no consigues quitarte el sentimiento de culpabilidad, propón una alternativa; tu interlocutor apreciará seguro tu buena voluntad.
  9. Prepárate; Entrénate en decir que NO. Prepara algunas fórmulas que puedes utilizar cuando no quieras acceder a la petición de tu interlocutor, por ejemplo: “Por más que quisiera, sencillamente NO puedo”, “Me gustaría poder ayudarte, pero simplemente me es imposible”, “Lo siento, pero me resulta imposible en este momento” etc. Repítelas en tu mente todo el tiempo y te servirá de apoyo cuando llegue el momento.
  10. Puedes darte refuerzos de diálogos internos motivadores; como por ejemplo “Tengo derecho a expresar mis opiniones”, “NO voy a sacrificar mi bienestar para complacerle”, “NO estoy a la disposición de los demás”
  11. Cuando haces lista de tus pendientes, y estas son cada vez más largas, llegará un momento que tendrás que decir que NO a las nuevas peticiones. Quizá no eres consciente de ello, pero estas diciendo NO a muchas cosas a lo largo del día; por ejemplo, si decides quedarte en la oficina hasta la noche, estas diciendo NO a tu familia o a tu descanso, detrás de cada elección hay una renuncia.

Para una persona que no tiene dificultades para decir que NO, probablemente esta información puede ser tomada como algo egoísta; sin embargo, las personas que terminan realizando cosas que no querían hacer o tan solo por querer agradar o complacer al resto puede ser ésta una información muy valiosa, que te invito a que lo puedas revisar las veces que desees, Recuerda que lo más importante como siempre es la PRÁCTICA o la toma de ACCIÓN.

Wilbert Tomás Barzola Huamán
Fundador Excelentemente
Docente de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional del Centro del Perú
Docente de la Facultad de Medicina de la Universidad Continental
Psiquiatra Clínica Ortega – Huancayo
Psiquiatra del Hospital Nacional Ramiro Priale Priale Essalud – Junín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Síguenos en Facebook
Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?